Cómo aprovechar una escala de 10h en Pekín

Cuando preparamos el viaje por Corea del Sur vimos que al volver podíamos hacer una gran escala en Pekín. Tardamos unos 5 segundos en decidirnos si comprar los billetes con AirChina para aprovechar esa escala.

El hecho de no necesitar visado y disponer de 10h para visitar la ciudad, hizo que nos planteáramos hacer dos cosas: visitar la Ciudad Prohibida y comer Pato Pekín. Lo conseguimos e hicimos un extra: visitar un hutong gracias a un tour con Beijing Hutong Trips.

He aquí cómo nos montamos nuestra primera visita, de solamente unas horas, a Pekín.

MONSTRAVEL China Beijing

En nuestro caso personal, salíamos de Seúl a las 09.30h para llegar 1h más tarde a Beijing. Entre controles y transporte, llegamos a las 13h al centro de Pekín. Aproximadamente este fue nuestro timing:

09.30 Salida Seúl – 10.30 llegada Beijing – 11.00 nos ponemos a la cola del FREE VISA – 12.00 logramos salir de allí… – 12.30 llegamos a la Terminal principal y dejamos maleta – 13.00 llegamos a Dongzhimen.

Nuestro vuelo hacia Viena (nuestra 2ª escala hasta llegar a Barcelona) salía a las 02.30h de la madrugada. Nos esperaban unas cuantas horas de visita en Beijing y unas cuantas horas de espera en el aeropuerto.

Si lleváis maletas de mano grandes o pesadas y no las queréis cargar por Pekín, siempre las podéis dejar en el “luggage room” o “left luggage” del aeropuerto. Dejar la maleta cuesta entre 20-50¥ dependiendo del tamaño. Unos 2,5€-6€ por 24h de servicio.

Pero… Si llegasteis a las 10.30h y el siguiente vuelo salió a las 02.30h… No salen la cuentas! Tenéis que tener en cuenta que pasamos controles, transporte y por la noche esperamos 3h en el aeropuerto.

Visado

NO hace falta visado para estancias de menos de 72h en China, lo que se llama estar de tránsito. Cuando estás en el avión os dan un papelito que se tiene que rellenar con toda la información personal. Además, cuando llegas al mostrador de “FREE VISA 72h” tienes que rellenar otro papel con más información (es como el anterior, pero ampliado).

Esa información extra es sobre la escala: cuándo has llegado y cuándo te vas y con que compañía. Una vez hecha la cola (puedes llegar a estar una hora) solo te falta mostrar el papelito amarillo, el pasaporte y entrar oficialmente en China.

SUPERIMPORTANTE. No perdáis el papelito que os darán ya que os servirá de comprobante.

Llegar al centro

MONSTRAVEL China Beijing transporte Pekín

Para llegar al centro de Pekín desde el aeropuerto se tienen que coger 3 transportes.

El 1r transporte es el tren interior del aeropuerto. Este tren se va moviendo entre terminales. Como no tendréis que coger las maletas ya que se quedan dando vueltas en el laberinto interior, os podéis dirigir directamente a la salida.

Una vez llegados a la T2, podéis coger el tren que se dirige al centro de Pekín, el Airport Express Train, el 2º transporte. Llega al centro en unos 30 minutos. El billete cuesta 25¥ (unos 3€) y tenéis que bajar en Dongzhimen. Allí podéis coger el 3r transporte: la línea 2 del metro, la azul. Esa línea es circular y es la mejor para llegar a la Ciudad Prohibida.

ATENCIÓN! El último tren de vuelta al aeropuerto saliendo de Dongzhimen, es a las 22.30h. La parte mala es que nos tocó esperar 3h a que saliera el avión…

2ª ATENCIÓN! Cuando estéis en la máquina para comprar los billetes del Airport Express Train, seguramente se os acercará una chica para intentar ayudaros. Vosotros sabréis qué hacéis, pero esa ayuda no va a ser gratis… Recordar: Sólo tenéis que marcar la estación Dongzhimen.

Una vez allí, ir hacia el metro y comprar un billete hasta la estación Tian’anmen East. La más cercana a Tian’anmen (como su nombre indica). Si no os enteráis con la máquina del metro, hay una taquilla en la que podéis comprar los billetes. Nos entendieron al decir el nombre de la estación.

Qué hacer en Pekín

Ciudad Prohibida

MONSTRAVEL China Beijing prohibida Pekín

En el momento de planear esta “escapada” no sabíamos que volveríamos tan pronto a China. Pero una cosa si teníamos claro: teníamos que visitar si o si la Ciudad Prohibida.

Llegamos a las 13h a la parada de metro previo transbordo en Jianguomen (paso de la línea azul a la roja). Al salir, controles para acceder a la plaza Tian’anmen. Entre eso y el paseo por la plaza (donde ya nos pidieron fotos) entramos a la Ciudad Prohibida a las 14h.

Avíamos quedado con César, el chico del tour a las 15h y como no teníamos internet no pudimos avisar. Obviamente, tardamos más de 1h en cruzar toda la ciudad prohibida, y nos acabamos encontrando con él a las 16.30h. Tenéis que pensar que hay gente que se pasa allí el día entero, es enorme. Nosotros logramos hacerlo en unas 2h y media.

Nos faltó subir a la Colina del carbón, desde donde se tienen unas vistas magníficas de la ciudad prohibida. En nuestra gran aventura por China de este verano nos subiremos a ella 🙂

El precio de la Ciudad Prohibida és de 40¥ de Noviembre a Marzo, y de 60¥ de Abril a Octubre. Las entradas se compran dentro, una vez pasada la primera muralla, en las oficinas de la izquierda.

Visita Hutong

MONSTRAVEL China Beijing Pekín hutongs

Al planear la escapada contactamos con César, un conocido que se fue a lo loco a China (según sus propias palabras) y que ahora se dedica a hacer tours por allí. La empresa que lleva se llama Beijing Hutong Trips, y hace tours de todo tipo: andando, en bici, en sidecar, de medio día o de día entero, e incluso con una van privada. En cuanto a los idiomas, los tours pueden ser tanto en inglés, como en español y en catalán.

Como por la mañana hicimos la visita a la Ciudad Prohibida, decidimos hacer el tour de medio día por los hutongs. Claro… durante nuestro viaje por Corea andamos mucho y sumando las 2h y pico por la ciudad prohibida en Pekín, las 3-4h del tour por los hutongs lograron reventarnos del todo. Eso sí, en el avión dormimos como niños.

Si queréis visitar uno de los hutongs más grandes e importantes, y enteraros un poco de sus historias y funcionamiento, este es vuestro tour. Y os preguntaréis… ¿Qué es un hutong?

El hutong es un conjunto de callejones que forman el casco antiguo de la ciudad, y hay varios repartidos por todo Pekín. Fueron construidos durante 3 dinastías: Yuan, Ming y Qing. Lejos de los grandes edificios, se conserva un poco la vida tradicional.

El mismo César, cuando llegó a Pekín empezó viviendo en uno de ellos 🙂 .

Pato Pekín (laqueado)

Para acabar nos llevó a cenar a un restaurante que conocía, como no, pato Pekín (además de dumplings, pollo con almendras y agua caliente). Si, descubriréis que beber agua caliente es uno de los “típicos” en China. El pato Pekín es un plato que nos encanta… pero diría que lo que más nos gusta es la salsa 🙂

Estamos acostumbrados a poner demasiada y allí aprendimos a comerlo como toca… (con poquita). La piel tostada la separan de la carne y la dejan aparte para que lo acompañes con azúcar. A título personal, esa parte no me convenció del todo… Veremos si cuando volvamos me seduce.

No sabríamos decir el nombre del restaurante… Apuntamos la ubicación pero después de unos problemas con el teléfono lo perdimos 🙁 De todas formas, muy malo tiene que ser el sitio para que el pato esté malo. No tendréis problema si pagáis un precio aproximado de 120-200¥ (15-25€). Nosotros pagamos 138¥ por el pato.

Otra opción de escala en Pekín

Nosotros decidimos ir al centro de la ciudad y visitar la Ciudad Prohibida, pero también existe otra opción muy viable.

Esa no es otra que ir a la Muralla China, en las secciones de Badaling o Mutianyu, las más cercanas a Pekín. Este verano iremos a Mutianyu (ya que la sección de Jinshanling está cerrada por renovación), pero si queréis saber como alguien invirtió su escala en visitar la muralla, no os perdáis el blog Viajar lo cura todo 🙂

Verano 2017

Toda esta visita exprés hizo que despertara en mi (Marc) un no se qué que qué se yo. Una de esas cosas que cuando te planteas el próximo viaje de verano dices… tenemos que volver a China. Y así lo haremos en 2 semanas 🙂

Esta vez no sólo haremos Beijing en una horas. Viajaremos por todo el país durante 17 días. Bueno, no exactamente por todo el país porqué es imposible, pero si un buen puñado de lugares increíbles.

Aterrizaremos en Beijing y luego iremos a Datong, Pingyao, Xi’an, Chengdu, Fenghuang, Guilin, Yangshuo, para finalmente volver desde Hong Kong. 17 días llenos de aventuras que tenemos muchas ganas de vivir y de poderos contar! Atentos a las redes! 🙂

Nada más por el momento así que… Nos vemos!

Deja un comentario 😁