Visita al Istmo de Curlandia y Klaipeda

El Istmo de Curlandia es otra de las visitas obligadas si se viaja Lituania. Una franja de tierra de extremadamente delgada, pero que esconde dentro un paraíso en forma de Parque Nacional, formando parte del Patrimonio de la Humanidad.

A nosotros se nos ensució la visita y se nos limpió el coche porqué no paraba de llover… Por suerte después de comer la lluvia nos dio un respiro y pudimos usar la cámara sin la funda protectora 🙂

Recordar que podéis visitar toda la galería fotográfica en Flickr y más vídeos sobre el viaje en nuestro canal de Youtube!

¿Qué es el Istmo de Curlandia?

Hablando de una manera muy sencilla y para entendernos todos, el Istmo es una franja de tierra muy estrecha que conecta con tierra por un sólo punto, perteneciente a Rusia. Entonces… ¿El Istmo es ruso? No, la mitad pertenece a Rusia y la otra mitad a Lituania, hay una frontera en el centro del Istmo que delimita las dos zonas.

MONSTRAVEL Istmo de Curlandia mapa

Kaliningrado es un exclave ruso (territorio ruso rodeado por Polonia y Lituania) y el Istmo va directo allí. Nosotros no quisimos cruzar la frontera, sólo íbamos a pasar el día al Istmo y por eso nos pareció querer abarcar demasiado teniendo que tramitar visado y todo, no valía la pena.

Como podréis suponer, al tener mucha zona de playa el Istmo es un destino turístico tanto por lituanos como por rusos, así que encontraréis mucho turisteo que va a disfrutar de la naturaleza.

ATENCIÓN! Cuando hablamos de “turisteo” no lo igualamos a Las Ramblas de Barcelona, Tokyo etc etc no llega a eso ni de lejos y nunca llegará a ese nivel, no os asustéis antes de tiempo.

Algo a destacadar del Istmo y que mucha gente aprovecha, es que tiene un carril bici de más de 55km. Nosotros preferimos hacerlos en coche ya que no teníamos mucho tiempo, pero si hacéis noche allí es una buena opción.

Alojamiento

No nos extenderemos mucho en este apartado porqué lo tenéis todo explicado en el post de los hoteles. Sólo queríamos recordar cuál fue nuestro hotel y porqué lo elegimos.

Se llama Klaipeda Home, se encuentra en Klaipeda y es una pasada 🙂

Localización

El Istmo de Curlandia se encuentra a 5 minutos en ferry de Klaipeda pero ojo! Hay dos ferrys diferentes!

El ferry viejo se encarga de los peatones y bicicletas, horarios aquí, y el ferry nuevo de los coches, horarios aquí.

El ferry para ir en coche es el que está más al sur, en Nemuno g. 8.

Precio

Hay dos precios a tener en cuenta:

  • Ferry Klaipeda-Istmo 2 personas + coche: 11,85€ i/v
  • Entrada a al Parque Nacional: 20€ (sólo paga el coche, da igual las personas)

Si, a simple vista puede doler un poco el precio, pero más nos dolió a nosotros ver que los 20€ son el precio de temporada alta (verano) y que esa temporada acababa 3 días más tarde y pasaba a costar 5€

MONSTRAVEL Istmo Curlandia precios

Qué ver

Para nosotros hay 4 puntos clave a visitar en el Istmo de Curlandia y uno extra que es curioso y opcional. Las cuatro visitas obligadas son:

Raganų Kalnas o la Colina de las brujas.

MONSTRAVEL Istmo de Curlandia Neriga

La Colina de las brujas es uno de los lugares más bonitos y diferentes que visitamos durante nuestro viaje. Solo hay que andar por el sendero que recorre la colina y te encuentras con más de 80 esculturas talladas en madera de roble. Las esculturas están creadas por numerosos artistas Lituanos y todas ellas cuentan historias, fábulas o leyendas.

El paseo comienza en la luz, un camino amplio repleto de esculturas humanas, hasta que el sendero se va estrechando y oscureciendo, haciendo que el visitante se adentre en el infierno y lo rodeen demonios y dragones. Si eres de las personas que disfruta de un buen paseo rodeado de naturaleza, es tu lugar 🙂

La visita es gratuita, solamente hay que pagar el parking (de zona azul), calcular unas 2h de visita. A nosotros nos llovió, fuimos por faena y tardamos 1h 30 minutos.

Naglių gamtos rezervatas o Reserva Natural de Nagliu.

MONSTRAVEL Istmo de Curlandia Dunas

A medio camino entre la colina de las brujas y Nida, se encuentra la Reserva Natural de Nagliu. Al ser una reserva natural no puedes andar por libre tanto como quisieras, hay un sendero y si que puedes pisar la arena, sobretodo cuando se acaba el sendero, pero poco más. Está tan protegido porque entre el mar, el viento y como no, los humanos, las dunas se van estrechando y al final desaparecerán.

Hay un parking sin zona azul pero la entrada cuesta 2€ por persona.

Hay otras dunas más grandes que estas, pero el dia tan lluvioso nos rompió los planes por completo. Se llaman dunas Vecekrugas y son las más altas de Europa.

Nida o… Nida 🙂

MONSTRAVEL Istmo de Curlandia Nida

Podríamos decir que Nida es la Capital del Istmo. Ciudad costera que absorbe gran parte del turismo de la zona, que pueden disfrutar de algunos restaurantes, museos y del largo paseo marítimo.

Allí, al ser el segundo dia de viaje, aprendimos tres cosas:

  • En los restaurantes no te van a sentar a mesa. Esperamos un rato hasta que decidimos ir y sentarnos donde quisimos.
  • Si comes pescado vigila con las espinas. Si, eso ya lo sabemos todos pero a Marc se le quedó una en la garganta durante demasiadas horas…
  • El Kepta Duona está buenísimo. Es pan frito con ajo picado y queso y nata agria por encima. Es un aperitivo que puede acompañar la cerveza y típico de los tres países que visitamos.

Istmo de Curlandia comida

Somos unos grandes amantes de la comida y siempre intentamos buscar el mejor sitio para comer (a un precio barato/razonable) pero en Nida no acertamos del todo. El gran problema de los sitios turísticos es que sueles comer mal y caro, pero después de estar toda la mañana bajo la lluvia y muertos de frío, lo último que queríamos era mirar y remirar sitios. Buscamos un sitio que nos pareciera agradable y con wifi: Restoranas “Senasis Uostas”, pero tampoco es que fuera nada espectacular. Hemos comido mejor y más barato.

Las playas de Nida o… bueno… la playa.

MONSTRAVEL Istmo de Curlandia playa

Si, la playa de Nida es solamente una playa pero nos encantó 🙂 Puede que fuera por que salió el sol y pudimos sacar a relucir la cabellera al viento, pero si vas en un dia soleado puede ser espectacular. Si vais en verano y os apetece un chapuzón ya sabéis donde ir!

Una playa muy amplia de arena fina, preparada eso si… con cambiadores en la arena! Se acabó el cambiarse en el coche o tener que ir con pintas de playero todo el día. Las playas de los tres países se caracterizan por eso, todas estan muy bien preparadas 🙂

Por cierto, si consultáis el mapa veréis que la playa no está justamente en Nida, está en la otra costa, a escasos 3 minutos en coche.

Hay zona azul en el aparcamiento! Nos libramos de la multa porque pillamos al controlador y no tenía ni papa de inglés… Ya nos podéis imaginar: “only 5 minutes, only photos” (y ni así nos entendió, pero nos dejó ir).

Visita opcional

MONSTRAVEL Istmo de Curlandia Aves

Se trata de un mirador donde se puede observar y sobretodo oir, a centenares de garzas grises. Hay muchísimos nidos en esa zona y se las oye desde el coche (sin música y con las ventanas abiertas). Lo malo es que está un poco escondido y casi no hay señales, así que mirar bien el mapa! Ahí aparece el lugar exacto!

Klaipeda

Klaipeda es una ciudad muy bonita considerada el puerto de Lituania y aunque esta vez solo nos haya servido como campamento base, guarda muchos rincones bonitos para dedicarle un día entero. Por desgracia, los dos primeros días en Lituania llovió mucho y eso hizo complicado visitar la ciudad y ver el lado bueno de las cosas… Pero por suerte, el tiempo siempre cambia y salió el sol!

Como dijimos en la Guía de 15 días por Repúblicas Bálticas, a Klaipeda solo fuimos a dormir y guardamos una tarde para salir en busca de algunas esculturas escondidas.

MONSTRAVEL Klaipeda

El reto es que encontréis todas las figuritas (vale, están señaladas en el mapa y ya no será tanto el rato, pero es una buena excusa para visitar la ciudad).

Tenéis que encontrar un ratón (el de la foto) y susurrarle un deseo, un gato, un perro, un niño despidiéndose de un barco, un ajedrez gigante y un dementor… alerta fans de Harry Potter (que bien ligado eh?).

La noche anterior, al venir desde Trakai llegamos sobre las 21h. La cultura europea sobre comidas y cenas es que cuanto antes mejor, por lo que ya hacíamos tarde… La noche tampoco acompañaba ya que la lluvia era intensa y dijimos: ¿Vamos a cenar a un centro comercial que seguro que nos cogen? Eso hicimos y acertamos de pleno. Fuimos a Akropolis y no solo nos dieron de comer, sino que el centro comercial era una pasada y tenía una pista de hielo en el interior! Pero no pudimos patinar porque estaban entrenando a hoquei hielo 🙁

Como siempre, os recomendamos mirar la app de Tripadvisor antes de salir del hotel (aprovechando el wifi), para ver los horarios de los restaurantes de la zona y ver si os convencen.

En la próxima parada visitaremos la colina de las cruces y el Palacio Rundale, no te lo pierdas!

Nada más por el momento así que… Nos vemos!

7 pensamientos en “Visita al Istmo de Curlandia y Klaipeda

  1. Muy útil chicos, estupenda guía para dentro de un par de meses cuando vaya. Por cierto, el Kepta Duona tiene una pinta tremenda 😛

Deja un comentario 😁